Logo principal verde

¿Qué es el TDAH? Saber cómo manejarlo

índice

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una condición neurobiológica que afecta a niños, y en muchos casos, persiste hasta la adolescencia y la edad adulta. Se caracteriza por dificultades en el control de la atención, la impulsividad y la hiperactividad. La forma en que se manifiesta el TDAH puede variar significativamente de un niño a otro, y los síntomas suelen presentarse antes de los 12 años.

Manifestaciones del TDAH en Niños

  1. Inatención:
    • Dificultad para mantener la atención en tareas o juegos.
    • Olvido frecuente de detalles y cometer errores por descuido en las actividades diarias.
    • Distracción fácil por estímulos externos.
    • Desorganización en las tareas y pérdida de objetos necesarios.
  2. Hiperactividad:
    • Incapacidad para permanecer quieto en situaciones donde se espera.
    • Necesidad constante de moverse y actividad motora excesiva.
    • Impulsividad en respuestas y dificultad para esperar el turno.
  3. Impulsividad:
    • Dificultad para esperar su turno en juegos o actividades grupales.
    • Interrupción constante de conversaciones o juegos.
    • Respuestas impulsivas sin pensar en las consecuencias.

Subtipos del TDAH

Existen tres subtipos principales de TDAH, según la combinación predominante de los síntomas:

  1. Tipo Predominantemente Inatento:
    • Caracterizado por la falta de atención y la dificultad para mantener el enfoque en las tareas.
  2. Tipo Predominantemente Hiperactivo-Impulsivo:
    • Caracterizado por la hiperactividad y la impulsividad sin la misma dificultad en la atención.
  3. Tipo Combinado:
    • Incluye una combinación de síntomas de inatención, hiperactividad e impulsividad.

Impacto en el Rendimiento Escolar

 Los niños con TDAH pueden enfrentar desafíos significativos en el entorno escolar. Pueden tener dificultades para seguir las instrucciones, completar tareas y organizarse. La impulsividad puede afectar la interacción social y la capacidad para esperar su turno en actividades grupales. A medida que crecen, estos desafíos pueden impactar su autoestima y bienestar emocional.

Afrontando el TDAH en Niños: Consejos Prácticos para Padres

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una condición neurobiológica que afecta a niños y puede persistir en la adolescencia y la edad adulta. Aunque cada niño es único y el TDAH se manifiesta de manera diferente en cada caso, los padres desempeñan un papel crucial en el manejo y apoyo de sus hijos con esta condición. En este artículo, exploraremos algunas estrategias prácticas para afrontar el TDAH en niños.

Educación y Concientización:

El primer paso para afrontar el TDAH es comprender la condición. Los padres deben educarse sobre qué es el TDAH, cómo se diagnostica y cuáles son las posibles opciones de tratamiento. Cuanto más sepan los padres, mejor podrán entender y apoyar a sus hijos.

Además, es esencial crear conciencia en el entorno escolar y social. Comunicarse con maestros, consejeros y otros padres puede ayudar a construir un sistema de apoyo sólido para el niño, promoviendo la comprensión y la empatía en todas las áreas de su vida.

Establecer Rutinas y Estructura:

Los niños con TDAH a menudo se benefician de rutinas y estructuras claras. Establecer horarios regulares para las comidas, el estudio y el tiempo de juego puede ayudar a proporcionar un entorno predecible. Utilizar recordatorios visuales, como calendarios y listas de tareas, puede ser especialmente útil para mantener a los niños enfocados y organizados.

Refuerzo Positivo:

Recompensar el comportamiento positivo es fundamental en el manejo del TDAH. Los niños con TDAH pueden sentirse fácilmente frustrados por sus desafíos, por lo que el refuerzo positivo refuerza su autoestima y motivación. Celebra los logros, incluso los pequeños, para construir la confianza del niño y fomentar un ambiente positivo en el hogar.

Comunicación Abierta:

Fomentar un ambiente de comunicación abierta es esencial. Los niños con TDAH pueden tener dificultades para expresar sus emociones, por lo que es crucial que se sientan seguros al hablar sobre sus sentimientos y desafíos. Escuchar activamente y validar sus emociones ayuda a construir una relación sólida y de confianza.

Establecer Metas Realistas:

Es importante establecer metas realistas para el niño. Estas metas deben ser específicas, medibles y alcanzables. Dividir tareas más grandes en pasos más pequeños y proporcionar elogios y recompensas a lo largo del camino puede ayudar al niño a mantenerse motivado y enfocado en sus objetivos.

Colaboración con Profesionales de la Salud:

Trabajar en estrecha colaboración con profesionales de la salud, como pediatras, psicólogos y terapeutas ocupacionales, es fundamental. Estos expertos pueden proporcionar orientación específica y estrategias adaptadas a las necesidades individuales del niño. Además, la terapia conductual y, en algunos casos, la medicación pueden ser opciones a considerar bajo la supervisión de profesionales médicos.

Fomentar la Autonomía:

A medida que los niños con TDAH crecen, es esencial fomentar su autonomía. Proporcionarles gradualmente más responsabilidades y permitirles tomar decisiones contribuye a desarrollar habilidades de autorregulación. Sin embargo, es crucial hacerlo de manera gradual y brindar el apoyo necesario durante el proceso.

Ebook

Vive en calma interior

Entiende a través de este ebook qué es lo que te ancla en emociones desagradables y patrones de conducta y pensamientos negativos. Descubre nuevas herramientas que te permitan lidiar con todo ello y encuentra la forma de vivir en calma interior.

También te gustarán...