TERAPIA DE PAREJA

En este tipo de terapia nos enfocaremos en resolver problemas y crisis en las relaciones de pareja. Se centrará en ambos miembros de la pareja, sin perder de vista la individualidad y diferencias de cada uno de ellos. Mediante ejercicios, mediación y comunicación, así como expresión emocional exploraremos las causas de vuestros malestares y las necesidades de cada uno, de forma que podamos comprender, mejor lo que ocurre de cara a poner soluciones y a reparar los daños que se hayan originado.

¿Qué se consigue en terapia de pareja?

 

  • Exponer los problemas en un entorno seguro y mediador.
  • Comprender la postura del otro, fomentar la empatía.
  • Aprender a gestionar aquello que no me gusta del otro.
  • Darte cuenta de tus necesidades y las de tu pareja.
  • Comprender las causas de vuestros conflictos.
  • Gestionar estos conflictos.
  • Sanar las heridas causadas en la relación y prevenir nuevos daños.
  • Aprender nuevas formas de relacionarme sanamente con el otro.
  • Recuperar el cariño y la confianza en el otro.
  • Equilibrio entre las partes de la relación.

¿Por qué acudir a terapia de pareja?

  • Discusiones y enfados constantes.
  • Sentimientos de soledad en pareja.
  • Distanciamiento.
  • Desacuerdos.
  • Deseo de que el otro cambie.
  • Celos o desconfianza.
  • Infidelidad.
  • Pérdida de deseo.
  • Problemas sexuales.
  • Problemas con los hijos.
  • Problemas de convivencia.
  • Diferencias de compromiso o implicación.

 

    ¿Qué trabajo en terapia de pareja?

    ~

    Crear un espacio seguro

    En primer lugar, construiremos un espacio seguro, confidencial e imparcial en el que ambos miembros de a pareja son escuchados por igual y tienen el mismo protagonismo e implicación.

    Asegurar el buen trato

    Se promoverá en todo momento el buen trato entre los dos miembros de la pareja dentro de consulta. De esta manera, se reduce la tensión y el malestar  y se promueve el aprendizaje de nuevas formas de transmitir respeto y cariño que se puede trasladar a la vida cotidiana.

    w

    Fomentar la comunicación

    Dentro de este espacio, es necesario aprender una forma eficaz y respetuosa de comunicarse. De tal manera que podréis  llevar esto a la práctica , saliendo de los bucles de comunicación o discusión en los que a veces se encuentran las parejas.

    Priorizar la atención a las necesidades

    Algo fundamental es atender a las necesidades de cada miembro de la pareja. El terapeuta debe de asegurarse de que cada uno de los miembros conoce y entiende las necesidades del otro y las suyas propias.

    Trabajar la regulación emocional

    Para tener una relación de pareja sana y plena es fundamental el reconocer, gestionar y reflexionar sobre mis estados emocionales y los del otro.

    Dar herramientas para la resolución de conflictos

    Por último, es fundamental aprender nuevas formas de enfocar conflictos, habilidades de negociación y realización de concesiones y peticiones al otro.