TERAPIA PARA ADOLESCENTES

La adolescencia es una etapa fundamental en el desarrollo de las personas. En ella, se sufren los cambios físicos y emocionales más importantes de la evolución de una persona. Es una etapa de cambios, dudas, confusión, intensidad emocional, rebeldía, separación de los padres, etc. Es por ello que en ocasiones resulta muy compleja de atravesar, no solo para los padres, sino también para los propios adolescentes. Con frecuencia surgen problemas que hay que atender para asegurar el bienestar presente y futuro del adolescente. 

Acompaño  adolescentes en ese proceso de comprensión, autodescubrimiento y gestión emocional adaptándome a cada uno de ellos y sus necesidades. De la misma forma, trabajo con los padres para que puedan comprender, gestionar y apoyar este proceso. 

Problemas frecuentes de los adolescentes

  • Cambios emocionales repentinos
  • Dificultes con las relaciones entre iguales
  • Dificultades en las relaciones familiares
  • Acoso escolar
  • Problemas de conducta
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Dificultad de toma de decisiones
  • Dificultades con los cambios corporales
  • No aceptación de su cuerpo
  • Trastornos de alimentación
  • Sobreexigencia y perfeccionismo
  • Consolidación de su identidad y personalidad
  • Dificultades con los límites y la autoridad
  • Adicciones
  • Confusión en la orientación sexual

¿Cómo trabajo con adolescentes?

Debido a la diferencia de etapa evolutiva en la que se encuentran los adolescentes con respecto a los niños, la forma de enfocar la terapia es diferente. 

Los padres seguirán siendo parte del proceso y un pilar fundamental dentro de su recuperación. Sin embargo, la presencia parental será menor y se preservará cierta confidencialidad con el adolescente, excepto en los casos que se revele información que ponga en peligro su vida o la de otros. 

De esta manera, el adolescente encontrará en la terapia un espacio totalmente seguro y confidencial donde poder expresarse con libertad y sin miedos.