¿Qué dificultades puedo tener?

Crisis vitales

En ocasiones los cambios que sufrimos son interiores. «Mi trabajo no me satisface», «me he dado cuenta de que no soy feliz», «he trabajado por un sueño que resulta no ser ahora satisfactorio». «tengo que adaptarme a una nueva enfermedad»… El profesional nos guía y ayuda a esclarecer nuestras ideas.

Imagen corporal

Nuestro cuerpo y cómo nos sentimos en y con él es en ocasiones algo muy problemático para muchas personas. ¿Cómo tratas y sientes a tu cuerpo? ¿Cómo le ves? Una buena relación con tu cuerpo es esencial para una buena salud emocional. Es importante aprender a relacionarse con él con cariño y respeto para poder estar en equilibrio todo/a yo.

Ataques de pánico

Un ataque de pánico es el cuerpo respondiendo de forma física a lo que no se está pudiendo expresar de otra manera. En ocasiones responde a situaciones estresantes que la persona vive en el presente, en otras responde a la acumulación de emociones no expresadas a lo largo de un largo periodo de tiempo o de la vida entera.

Autoestima

La autoestima es fundamental para conservar una buena salud psicológica. En ocasiones, es el elemento central detrás de los desequilibrios emocionales. Es algo que afectará a diferentes ámbitos de tu vida y que será complejo de manejar y muy desagradable de sentir.

Problemas psicosomáticos

El dolor físico muchas veces tiene causas psicológicas. Puede ser dolor intestinal, colón irritable, problemas dermatológicos, mareos, vértigos, dolores de cabeza, bruxismo, cansancio, tensión muscular. Encontrando la causa de ello  se pueden aliviar todos estos síntomas. 

Problemas sociales

Quizás sufres de dificultades para relacionarte con otros por timidez, falta de habilidades, dificultad para gestionar los conflictos, miedo al rechazo, a mostrarte tal y como eres, etc. En terapia se puede trabajar con estas dificultades para mejorar la vida social. 

Duelo

El duelo es el proceso por el que pasamos las personas que perdemos algo. Puede ser un ser querido por fallecimiento, una ruptura de pareja, pero también la pérdida de un trabajo, de una época vital o de tus raíces culturales por encontrarte lejos de tu país (duelo migratorio).

Problemas laborales

Sufres estrés laboral, insatisfacción en tu trabajo, acoso en el puesto de trabajo, tienes conflictos con tu jefe o compañeros… Pasamos mucha parte de nuestro tiempo en el entorno laboral, estos conflictos nos afectan especialmente. 

Adicciones

Hay diferentes tipos de adicciones. Pueden ser a sustancias tóxicas (alcohol y drogas), a la comida, videojuegos, nuevas tecnologías, redes sociales, trabajo, ejercicio físico… Todas ellas son una manera disfuncional de gestión emocional que se puede trabajar en pscoterapia.  

Desarrollo personal

Hay también quien se siente bien, sin embargo quiere ir un poco más allá en su desarrollo personal: conocerse mejor, mejorar habilidades sociales, potenciar recursos personales, mejora en la toma de decisiones…

Malestar emocional

Si llevas tiempo sintiéndote triste, con mucha ansiedad o muy enfadado con todo… Detrás de estos malestares hay una historia que hay que descubrir y escuchar para poder dejarlo atrás.

Problemas familiares

En ocasiones nuestra familia es fuente de malestares. Quizás no te encuentres cómodo en ella, sientas que no te valoran, tienes cargas familiares con las que sientes que no puedes, se discute mucho en casa o simplemente te gustaría mejorar la relación.

Problemas de pareja

Quizás discutáis frecuentemente, os cueste expresar lo que sentís y os sintáis distantes y con dudas sobre si podréis recuperar la ilusión. O puede que un cambio os haya desgastado y ya no os sintáis la pareja feliz que fuisteis.

Procesos de cambio

Los cambios son, para muchas personas, estresores. Quiere decir que desestabilizan nuestro equilibrio interior, teniendo que reajustarme a ellos. En ocasiones se nos hace complicado este proceso y nos quedamos atascados.

En ocasiones, existen dificultades para acudir a la consulta. Por ello, también te ofrezco la posibilidad de TERAPIA ONLINE.