¿CUÁNDO IR AL PSICÓLOGO?

Ir al psicólogo o comenzar un proceso de terapia es una decisión difícil para muchas personas. Hoy en día todavía existe  mucha desinformación sobre lo que realmente significa ir a terapia, por qué y para qué se va y qué ocurre en terapia. Esto conlleva a la estigmatización del uso de los servicios psicoterapéuticos. 

Si tienes dudas, quizás temor, vergüenza o no sabes muy bien en qué consiste la terapia ni si lo que te ocurre es algo que puedas solucionar con un/a psicólogo/a, te animo a preguntarme y consultar todo lo que necesites saber para poder tomar la decisión de forma más consciente y segura, teniendo toda la información en tus manos.

«Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer». 

Jorge Bucay.

Te ofrezco algunas claves y asesoramiento para saber si es tu momento de acudir al psicólogo. Además te oriento en el proceso de toma de decisiones y te ofrezco mi apoyo a la hora de llevarlas a cabo.

Un buen tratamiento psicológico te facilitará el cambio necesario para acercarte al bienestar emocional. 

Estas son algunas situaciones por las que las personas a veces deciden venir que te pueden orientar: 

  • Si te han dado un diagnóstico psicológico (trastornos de personalidad, bipolaridad, esquizofrenia..)
  • Si sufres síntomas psicológicos (ansiedad, depresión, ataques de pánico, fobias…)
  • Si tienes fluctuaciones bruscas en el estado de ánimo.
  • Si no puedes controlar tus emociones
  • Si estas pasando por procesos de cambio a los que tienes dificultades para adaptarte.
  • Si estas viviendo una situación nueva o difícil que sientes que no puedes manejar solo.
  • Si tienes sintomatología física que tu médico no ha podido explicar.
  • Si pasas por un proceso de enfermedad que es complicado sostener emocionalmente.  
  • Si tienes problemas de pareja.
  • Si tienes conflictos laborales. Como estrés en el trabajo, mala relación con los compañeros, acoso laboral, crisis sobre tu profesión…
  • Si tienes problemas familiares
  • Si tienes problemas en la escuela. Dificultades de concentración, aprendizaje, mala conducta, acoso escolar, sentimientos de inferioridad…
  • Si tienes dificultades a la hora de relacionarte con otras personas
  • Si es difícil tomar decisiones. .
  • Si te sientes inseguro o con baja autoestima
  • Si tienes inseguridades con tu cuerpo
  • Si abusas de alguna sustancia
  • Si sientes que dependes de personas, conductas o ambientes para ser feliz.
  • Si no puedes decir que no y no eres capaz de enfrentarte a los conflictos
  • Si tienes pensamientos obsesivos o negativos.
  • Si sufres la muerte de alguien
  • Si quieres cambiar hábitos y te supone mucha dificultad.
  • Si te sientes insatisfecho o vacío.
  • Si quieres crecer, cambiar y conocerte.